VELATORIOS EN DOMICILIO Y CON CAJÓN CERRADO

En Chivilcoy, la Pandemia de Coronavirus y el temor a su propagación, está llevando a las autoridades municipales a tomar las mas drásticas medidas, en resguardo de la salud de la población.
Estas acciones -plenamente justificadas- llegan, inclusive, a afectar los momentos de mayor dolor de las personas, como los que representa el fallecimiento de un ser querido y su despedida final, modificando algunas costumbres.
En este sentido, la Municipalidad dispuso que las casas de sepelio realicen los velatorios según las recomendaciones de la Secretaría de Salud.
Esto significa velar con ataúd cerrado; realizar velatorio en domicilio y/o sala velatoria sin atención permanente, con ingreso controlado del público y de corto lapso.
Las empresas responsables del servicio, no podrán ofrecer tanatopraxia, para evitar riesgos al personal interviniente. El cortejo estará compuesto por carroza fúnebre.
¿Qué es tanatopraxia?
La tanatopraxia es la disciplina que reúne el conjunto de técnicas dedicas a la higienización, conservación, embalsamiento, restauración, reconstrucción y cuidado estético del cadáver.
La labor social que realizan los profesionales encargados de esta tarea es muy importante
Ellos ayudan a las familias y amigos del fallecido a sobrellevar el duro trance de enfrentarse cara a cara con la muerte de un ser querido y reducen el impacto psicológico de esos momentos.
Para ello, su objetivo último es centrarse en preparar y adecentar al cadáver para que tenga el aspecto más natural posible y que los asistentes no se lleven un mal recuerdo ni una mala imagen del fallecido.

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!