SOBRE UN CONFUSO EPISODIO, HABLARON EL INTENDENTE Y LA PROTAGONISTA

En las últimas horas de la tarde del pasado jueves 21 de mayo, un confuso episodio se produjo en el estudio de danzas, ubicado en Hipólito Yrigoyen 215, propiedad de la profesora Andrea Graciano.
Inicialmente se tejieron muchas especulaciones alrededor de los hechos, a raíz de la presencia en el lugar de varias unidades móviles de la Policía.
Lo que parecía ser un procedimiento más de rutina, de tantos que se observan a diario -durante las horas de restricción- desencadenó en una situación que tomó mayor dimensión y dio lugar a variadas interpretaciones.
La radicación de una denuncia por supuesta violación de cuarentena, hecha en forma anónima -lo cual está amparado por las normas vigentes- fue el disparador de la cuestión.
Rapidamente el suceso se transparentó, aclarándose las circunstancias, a través de la palabra del intendente municipal y de la propia protagonista, quien se vio afectada.
"Se actuó como corresponde"
Para echar luz acerca de lo acontecido, Guillermo Britos explicó que se trató de un "control que se dio en el marco de un operativo, porque alguien hizo una denuncia, seguramente, con mala intención".
"Concurrieron al lugar tres patrulleros, de los que recorren en conjunto la ciudad, luego de las 18:00, para supervisar que se cumpla la cuarentena. Luego se acercaron dos motos de las fuerzas de seguridad que pasaron por el lugar", añadió el intendente.
"La policía -dijo- ingresó con permiso de esta profesora, constataron que no había nadie, sólo la profesora quien estaba dando una clase virtual y luego se retiraron".
"Lamentablemente, hay muchos irresponsables que hacen denuncias falsas para perjudicar, pero la obligación del 911 es atender todos los llamados y, operativamente, se actuó como corresponde", agregó el jefe de gobierno.
El intendente expresó, además, que inmediatamente habló con Andrea Graciano "para aclarar lo sucedido" y "le pedí disculpas", afirmó.
"Fue feo y angustiante"
Por su parte, la profesora Andrea Graciano así narró lo sucedido: "El hecho fue acaecido en el día de ayer (por el jueves 21) por una denuncia falsa, alegando que me encontraba dando clases presenciales en mi estudio, el cual forma parte de mi casa".
Aclaró, asimismo que los oficiales intervinientes corroboraron, con su propio permiso, "que sólo me encontraba con mi computadora".
Sobre el momento vivido, Graciano destacó: "Me sentí intimidada al ver patrulleros y policías; fue muy feo y angustiante. Mi reacción fue pedir explicaciones a nuestro intendente, el cual me recibió, pidió disculpas y quedó en investigar la procedencia de dicha denuncia".
Expuso luego algunos interrogantes, como una manera de buscar respuestas a lo sucedido.
"Dentro de mí -dijo- surgen un montón de preguntas, ¿Es la ignorancia de la gente? ¿Es la mala intención? ¿Es la maldad? ¿El egoísmo? ¿La envidia? Todos sabemos que estamos en momentos difíciles, sin trabajar. Encontrar una opción que nos permita la cuarentena y que, además, nos brinde seguridad, es complicado".

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!