ALERTA: NO DESCARTAN INVASIÓN DE LANGOSTAS

Chivilcoy y la zona podrían verse afectados por una invasión de langostas procedentes de Paraguay.
Las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), con sede en nuestra ciudad, no descartan esa posibilidad.
"Si bien, por el momento en Buenos Aires (provincia), no contamos con esta problemática, no estamos exentos de tenerla en el futuro", se indicó al respecto.
"Tenemos que estar todos los sectores, Estado, productores, sociedad, en alerta", aseguraron.
El Senasa emitió el primer alerta el 11 de mayo, tras recibir un aviso de su par paraguayo, el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), informando sobre una manga que volaba con dirección sur hacia la frontera argentina.
La langosta es una plaga migratoria, que no reconoce límites ni fronteras y, puede, en un día, trasladarse hasta 150 kilómetros y, por ejemplo, cruzar de una provincia a otra, o incluso de un país a otro en muy pocas horas.
La manga ya se ha desplazado más de 1000 kilómetros desde Paraguay y, si bien es una plaga rural, se convierte en urbana llegando a pueblos y ciudades.
Es un insecto que no afecta a la salud de las personas ni de los animales, ya que solo se alimenta de material vegetal y no es vector de ningún tipo de enfermedad.
Puede afectar a la actividad agrícola en forma directa y a la actividad ganadera de forma indirecta, alimentándose de los recursos forrajeros y producir daños, también, en la vegetación nativa.
Ante la contingencia actual y en el marco de la emergencia fitosanitaria vigente, el Organismo se encuentra coordinando las tareas de monitoreo constante, seguimiento de la manga y definición de momentos oportunos de control, que resulta muy complejo por varios factores.
Sumado a su gran capacidad de vuelo, el rango de tiempo en los que se pueden ejecutar los tratamientos es muy breve y suele darse en lugares de difícil acceso.
Las mangas se desplazan durante todo el día y se asientan hacia la tarde-noche, ya con poca visibilidad.
Para realizar los tratamientos, se evalúa minuciosamente el impacto en la zona que pueden tener los mismos y se realiza previamente un relevamiento de la existencia de población, cursos de agua, colmenas, etc.
Si bien los controles contribuyen a disminuir la cantidad de langostas, el nivel poblacional sigue siendo alto.
Es fundamental que los productores vigilen sus campos para detectar la presencia de la plaga, realicen los controles correspondientes respetando la normativa vigente y den aviso al Senasa.
El Organismo realiza una vigilancia permanente y control temprano de la plaga durante todo el año en gran parte del país.
Esta estrategia de manejo preventivo, que se originó en nuestro país y se utiliza actualmente a nivel mundial, tiene como objetivo evitar que se produzcan brotes poblacionales como el actual originado más allá de nuestras fronteras.
Para consultar más información sobre la plaga, ingresar en: https://www.argentina.gob.ar/senasa/programas-sanitarios/cadena-vegetal/legumbres-produccion-primaria/langostas-y-tucuras

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!