GUILLERMO BRITOS: EL DÍA DESPUÉS DE REASUMIR

Por Camilo Diez.
Pocos días faltan para que el intendente Guillermo Britos asuma su segundo mandato consecutivo, al frente de la Municipalidad de Chivilcoy.
¿Cómo será esta nueva etapa de gobierno municipal?
¿Qué impronta tendrá?
¿Cómo será la relación Municipio-Nación-Provincia?
Guillermo Britos, poco a poco, se va posicionando en este nuevo mapa político, que comenzará a dibujarse a partir del 10 de diciembre venidero, cuando asuman las nuevas autoridades.
Días pasados, el intendente envió algunas señales tranquilizadoras a la comunidad, para calmar la natural ansiedad de los vecinos.
Britos se refirió a las perspectivas que se avecinan para Chivilcoy, con el cambio de gobierno, en la Provincia y en la Nación.
Sus expresiones fueron muy bien recibidas en los diferentes sectores de la comunidad. Generaron grandes expectativas y fortalecieron las esperanzas de muchos vecinos.
En ese mítico paseo que es la Plaza España, donde Julio Cortázar caminó, soñó y se enamoró perdidamente de una bella chivilcoyana, el reelecto intendente municipal, en otro de sus habituales encuentros públicos con vecinos, habló del futuro de Chivilcoy y de la continuidad de su gestión de gobierno.
Sobre los próximos cuatro años y la tarea con los nuevos funcionarios nacionales y provinciales, el intendente fue preciso, claro y contundente: “Ya he sostenido reuniones con personas que ocuparán cargos determinantes en el próximo gobierno nacional. Esperamos tener más apoyo a nivel nacional, que el que tuvimos estos cuatro años. Sabemos que en ciertas áreas, como Desarrollo Social e Infraestructura, tendremos un acompañamiento importante”, expresó al aludir a su relación con el futuro Gobierno Nacional.
“En cuanto a Provincia -afirmó Britos- tendremos la presencia fundamental de Fabio Britos en la Cámara de Diputados, quien conformará un bloque que será determinante para que haya quórum y se aprueben algunas leyes. Él seguirá desde ese lugar gestionando obras por Chivilcoy”.
Sus palabras han traído el vital e imprescindible sosiego que la comunidad esperaba y este estado de tranquilidad no es poca cosa, en el final de un año que ha sido difícil y complicado para casi todos.
El intendente ya avizora cómo será el día después de reasumir en el cargo, para continuar conduciendo el destino de la ciudad y sus vecinos, durante los próximos 1.460 días.
La perspectiva de su positiva mirada política, es un bálsamo capaz de curar todo tipo de heridas y de dolencias, en una comunidad castigada por una despiadada crisis económica, que debió subsistir casi con el desprecio del Gobierno Nacional en retirada, pese a tener a un vecino de Chivilcoy ocupando un alto cargo cerca del Presidente Macri.
Las declaraciones de Britos renuevan la esperanza, el sueño y la ilusión.
Es la expectativa del «renacer», una de las más bellas palabras del castellano.
Será el emerger de los chivilcoyanos en su conjunto, entre todos.
Para que con la fuerza de la unión -sin ridículos, ni maliciosos impedimentos- podamos aflorar pronto y sanamente.
«No es para mal de ninguno, sino para bien de todos» (Martín Fierro).
Municipalidad de Chivilcoy

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!