EL SUICIDIO DE UNA MILITANTE DE LA COMUNIDAD LGBT

Profunda consternación en la comunidad LGBT (Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales y Transgénero) de nuestra ciudad -de la que era activa militante- causó la muerte de Pilar Albarracín, de 30 años de edad (foto).
La joven, se quitó la vida este miércoles 20 de mayo, en su domicilio de la calle 11 Nº 260, de Chivilcoy.
Su cuerpo fue hallado colgado de un árbol, en el patio de la propiedad.
Pilar Albarracín también militaba para la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA).
Una profunda depresión, consecuencia de un trato marginal al que se veía sometida, habrían sido los motivos determinantes que la llevaron a tomar la drástica decisión.
"La conocí a Pilar durante las marchas que se hacían acá", recordó su amigo Ricardo Moyano Castro.
En cuanto a la personalidad de Pilar Albarracín, destacó: "Hace 5 años que trabajo en el Centro Integrador Comunitario Sur (CIC), en la parte de farmacia. A partir de las 19:00 atendía el Consultorio Amigable. Una noche llegó la tucu -como le decíamos- y, abrazándome fuerte, me comentó: el lunes empiezo a barrer las calles; conseguí trabajo".
Acerca de su muerte, Moyano Castro plantea algunas dudas sobre la contención psicológica que recibió.
"Lo peor es que te discriminen por pensar diferente", afirmó.
ATTTA, por su parte, expresó: "Ella dijo basta quitándose la vida, cansada de pedir que el Estado reconozca sus derechos; sólo quería un trabajo registrado; nunca fue escuchada, como a ninguna de nosotras".

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!