EVITA Y CHIVILCOY: ES HORA DE QUE LO APRENDAN

Por Néstor Berrutti.

Este domingo 26 de julio se cumplen 68 años de la muerte de Eva Duarte, una mujer estrechamente vinculada a Chivilcoy.
Fue la hija de un reconocido vecino de esta ciudad, Juan Duarte, cuyos restos duermen el eterno sueño del olvido en el cementerio de nuestra ciudad.
Los propios partidarios locales, que otrora se disputaban el "peronómetro" y muchos de los contemporáneos, devenidos en oportunistas de ocasión, que levantan banderas de una historia que desconocen -y ni siquiera olfatearon- olvidaron reconocer como corresponde, ese glorioso pasaje de la historia chivilcoyana.
Evita, la mujer que llevó sangre chivilcoyana en sus venas, será recordada este domingo en la ciudad del hombre que la trajo al mundo (la nuestra) de manera casi simbólica, figurativa.
"Le llevamos una flor a Evita", anunció escuetamente el "Frente de Todos", indicando que el lugar para depositar (la flor) será la plazoleta que lleva el nombre de la histórica mujer, ubicada en la esquina de Lamadrid y Soler, entre las 09:00 y las 20:00.
La Juventud Peronista la recordó con una declaración en la cual solo se limita a destacar brevemente las cualidades personales de la extinta.
Hay, además, otras excepciones que no trascienden lo suficiente como para ser destacadas.
A tan pobre y lastimoso se reduce el homenaje a la mujer que murió hace 68 años.
La pandemia, con sus restricciones, puede (y de hecho lo es) el justificativo para no avanzar en ceremonias.
¿Y los años anteriores?
¿También había pandemia?
La verdadera pandemia es el olvido.
La sangre que Evita llevaba en sus venas y que muchos partidarios locales desearían tener -pero no les da para semejante torrente- merece más que una flor.
Evita es una enorme porción de la historia argentina y un capítulo grande en la historia de Chivilcoy, más allá de circunstancias banales del pasado pueblerino.
Eva Duarte es patrimonio de Chivilcoy por descendencia.
Le pese a quien le pese.
Es hora de que lo aprendan.
Juan Duarte, vecino de Chivilcoy, y padre de Evita.
Bóveda de la familia Duarte, en el Cementerio de Chivilcoy. Alli descansan los restos del padre de Evita.

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!