BRITOS MARCÓ EL TONO DE LA CAMPAÑA

Por Valentín Bardi.
En plena campaña electoral, para las Elecciones Primarias de agosto, el intendente municipal lanzó una frase lapidaria: “Cuando una obra se finaliza, se terminan los relatos”, dijo sin titubeos Guillermo Britos, en un claro mensaje, con fuerte intención política, que comienza a marcar el tono de los días que vendrán, en la pulseada por determinar quien llevará las riendas de la Municipalidad de Chivilcoy en los próximos cuatro años.
Las frases lapidarias, en pocas palabras, contienen mensajes tan potentes, que no necesitan mayores aclaraciones.
El intendente, ha comenzado a usarlas, para que no queden dudas acerca de la gestión que lleva adelante, cimentada en obras públicas. Muestra lo mucho que ha venido realizando en esa materia, administrando eficientemente recursos escasos.
Recordemos que Britos va por la renovación de su mandato y sus mas serias competidoras son dos mujeres: Constanza Alonso (Justicialismo) y Lourdes Zaccardi (Juntos por el Cambio).
El intendente se muestra con hechos; quienes aspiran a disputarle el Sillón Mayor de la calle 25 de Mayo, esbozan proyectos, conceptos, ideas.
Esta vez, el motivo que tuvo Britos fue la inauguración de la puesta en valor del camino consolidado con piedra caliza a San Sebastián (foto), una obra largamente esperada por los vecinos de aquella comunidad rural y muy necesaria para la integración plena de sus habitantes. En situaciones climáticas adversas, tenían dificultado el tránsito vehicular, por las no aptas condiciones del camino y estaban aislados temporalmente.
La obra consistió en la colocación de piedra caliza a lo largo de 21 kilómetros, desde la ruta 5 hasta el acceso a la pequeña comunidad rural. Además, se realizó alteo y nivelación del suelo y se colocaron tubos para desagüe.
“Esta localidad -recordó el intendente- debería contar hoy con un camino de asfalto, tal como se había prometido en el año 1998 y en el año 2004, en el marco de los caminos de la producción. Lamentablemente, eso quedó tan sólo en un anuncio y no se llevó a cabo. Hoy es una realidad y esto debo agradecérselo, también, a la gobernadora María Eugenia Vidal, y al ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, como así también a Fabio Britos, desde su rol en la Cámara de Diputados de la Provincia, que apoyaron y estuvieron de acuerdo en la ejecución de este proyecto, que se llevó adelante en conjunto entre el gobierno de la Provincia y el del Municipio”.
Agregó Britos: “Este camino es un bien para todos los vecinos y la obligación es que lo cuidemos entre todos, tanto los vecinos, como nosotros desde el Estado, teniendo en cuenta los recaudos correspondientes”.
Dijo el intendente: “Ha habido muchas críticas, pero cuando una obra se finaliza, se terminan los relatos. Se han dicho muchas injusticias respecto a este camino. El hecho concreto, es que tanto Ramón Biaus, como Indacochea, y ahora San Sebastián, cuentan con su accesibilidad asegurada para siempre, porque todos los vecinos de Chivilcoy deben contar con los mismos derechos”.
Por su parte, el diputado provincial Fabio Britos -también presente en el acto- respaldó las apreciaciones formuladas por su hermano (el intendente) y destacó: “Cuando llamé a Guillermo para informarle el monto que le tocaba a Chivilcoy, gracias al acuerdo de Coparticipación de la Provincia, él no dudó y lo primero que me dijo fue: ahora vamos a poder hacer el camino a San Sebastián y a Ramón Biaus. Cumplió, sin darle lugar a especulaciones o a réditos políticos”.
Decisión final
Las piezas políticas de cada sector, que competirán en las próximas elecciones, ya están sobre el tablero.
La comunidad puede observar detenidamente, cada movimiento de los actores.
La decisión final, estará en el inapelable voto, que ya ha entrado en la cuenta regresiva, para saber hacia donde nos conduce la decisión ciudadana.
Mientras tanto, Britos, sigue inaugurando, un sello característico de su gestión de gobierno.
Guillermo Britos Intendente Publicidad

¡Recibí GRATIS las novedades y noticias más importantes directamente en tu correo!